Consejos para el cambio de la bomba de agua

El sistema de refrigeración de un coche es el que permitirá que el mismo funcione a una temperatura adecuada. Si quieres hacer el cambio con un profesional, puedes encontrar los mejores talleres en tu ciudad en autingo, porque es el mejor directorio de talleres de confianza.

Sin embargo, también existe la posibilidad de hacer el cambio por tu cuenta, y esto hace que puedas disfrutar de un gran ahorro de dinero. Para todos los casos te recomiendo seguir leyendo y así conocerás más sobre el cambio de la bomba de agua de tu coche.

¿Cómo debes hacer el cambio de la bomba de agua?

Si quieres llevar tu coche a un taller para hacer el cambio de la bomba de agua, debes tener en cuenta el coste de esta reparación. Dependiendo del modelo de tu coche esta puede ascender hasta los 1000 euros haciendo que sea una reparación costosa.

En todos los casos, es indispensable tener en cuenta que, si la haces por tu cuenta pagarás únicamente el coste del repuesto que suele ser de aproximadamente 60 a 150 euros. Y para hacer el cambio por tu cuenta, debes asegurarte de seguir los pasos que te mostraré:

Baja la bomba vieja

Antes de quitar la bomba averiada, debes asegurarte de que tu coche está completamente frío. Así podrás drenar todo el líquido refrigerante, evitando cualquier accidente que pueda implicar quemaduras por la temperatura elevada de este líquido.

Asegúrate de desconectar las mangueras que salen desde la bomba de agua, para que no queden restos de líquido refrigerante en el sistema. A continuación, debes quitar los tornillos de fijación para que puedas retirar la bomba, y debes asegurarte de dejar toda la zona completamente limpia y libre de impurezas.

Coloca la bomba de repuesto

Cuando sacas la bomba antigua, debes asegurarte de que sea igual que la que compraste, para que puedas asegurarte que es el mismo modelo. Procede a colocar la bomba en su lugar, para fijarla con los tornillos de fijación y debes asegurarte de colocar las mangueras en su sitio.

Rellena el sistema con líquido refrigerante hasta el nivel indicado, y enciende el coche hasta dejarlo calentar. Apaga el coche de inmediato, y rellena con lo que falte de líquido refrigerante para asegurarte de que tendrás un buen rendimiento en tu coche. Por último, deja tu coche apagado durante 4 horas antes de volverlo a utilizar y así evitarás daños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.